EL BEAT DE LA IDENTIDAD

Por SERGIO MONSALVO C.

PULSOR 8 (FOTO 1)

 PULSOR 4×4/8

 (1961)

 En 1961, el cosmonauta soviético Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre lanzado en un satélite en órbita alrededor de la Tierra.

Se frustró la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba, protagonizada por anticastristas apoyados por la milicia estadounidense.

La República Democrática Alemana comenzó a erigir el Muro de Berlín.

Desde el punto de vista musical, 1961 fue un año mediocre e intrascendente. No hubo ningún intento de desarrollo global o unitario, y la mayoría de las corrientes que aparecieron fueron de corta duración, posiblemente debido al escándalo de la payola —pagar por difundir una canción— y porque las emisoras de radio empezaron a trasmitir sólo los temas más votados por el público, y éstos tendían a ser muy conservadores.

——-

Ben E. King, quien había comenzado como cantante de los Drifters, se situó entre los primeros diez de las listas con temas de su primer disco como solista: “Spanish Harlem” y “Stand by Me”, tema este último que se convirtió en clásico.

PULSOR 8 (FOTO 2)

Ray Charles, el músico que adaptando los cantos de gospel llevó al rhythm & blues a otra categoría y luego al soul, obtuvo en 1961 su segundo éxito con “Hit the Road, Jack” —el primero había sido “What I Say”—. Era una canción que se podía oír en dos niveles, el cómico y caricaturesco, si se era un escucha ingenuo; y el crudo y realista, si se conocía un poco acerca de la vida dura de las calles.

——-

Gladys Knight, con el sello Fury, alcanzó también un Disco de Oro en 1961, cuando “Every Beat of My Heart”, una canción escrita por el pionero del R&B Johnny Otis, inició una carrera ascendente que aún no ha concluido. Gladys, que entonces tenía 17 años, cantaba al frente de tres miembros de su familia; el grupo era conocido como The Pips.

——-

Lo más rescatable de 1961 fue la aparición de Berry Gordy y del sello Tamla Motown, fundado para promover el talento de artistas negros de Detroit. Su influencia e importancia se harían patentes con el transcurso de los años; mientras tanto, el primer número uno para dicho sello apareció un poco antes de finalizar el año con “Please Mr. Postman”. Ésta era una canción de William Garrett interpretada por un cuarteto de chicas llamadas The Marvelettes, quienes permanecieron en el candelero hasta la siguiente década.

——–

En lo general, 1961 no fue un año importante por sus cambios; sin embargo, hubo grandes discos, si uno se toma el trabajo de buscarlos. Algunos de los mejores se encuentran en el sello Tamla Motown. La influencia de este sello tendiente al soul comenzó a infiltrarse en diversos géneros como el R&B, en donde títulos como “Tossin’ and Turnin'” de Bobby Lewis lo llevaron al primer lugar de todo el año.

VIDEO SUGERIDO: BOBBY LEWIS – “TOSSIN’ & TURNIN’” (1961), YouTube (MANNY MORA)

PULSOR 8 (FOTO 3)

 

PULSOR 4x4 (REMATE)

TRES TREPIDANTES TIGRES

Por SERGIO MONSALVO C.

King_Ben_E._008_C_c_Don_Paulsen.jpg

 (DON COVAY)

Muchas cosas sorprendentemente equiparan a estos grandes nombres del soul desaparecidos no hace mucho. Don Covay, Ben E. King y Percy Sledge, pertenecen a una generación de cantautores negros surgidos de la pobreza, de los campos de entrenamiento vocal conocidos como coros.

Su origen hay que buscarlo en una iglesia, entre los himnos del góspel y los spirituals. Pero también de las filas del doo-wop urbano. Son (fueron) reales sobrevivientes que emanaron sus talentos a pesar del ambiente restrictivo y de los posteriores mánagers (auténticos buitres) que los tuvieron bajo contrato.

 Sobrevivientes de la misma compañía que los firmó: Atlantic Records, la cual a pesar del excelente material que le proporcionaron cada uno, siempre les restringió y limitó hasta lo indecible los presupuestos.

TRES TREPIDANTES TIGRES FOTO 2

 (BEN E. KING)

Todos ellos encumbraron casi al mismo tiempo sus canciones al primer lugar de las listas de éxitos. Canciones que el tiempo volvería clásicas. Todos ellos durante el lapso que duraron sus carreras adolecieron de falta de dirección de los productores y del interés que les hubiera evitado la indefinición artística.

 Los directivos de la compañía, por afanes netamente mercantiles convirtieron a estos vocalistas ejemplares en cantantes multiusos sin rubor alguno.

 VIDEO SUGERIDO: Ben E. King – Stand By Me (1961), YouTube (TheVideoJukeBox 4)

 Todos ellos desaparecieron de los principales escenarios al final de la década de los setenta. Y tuvieron que sobrevivir literalmente de sus actuaciones en locales pequeños. Y socialmente, al igual que los egresados del Mississippi, tuvieron que romper las barreras raciales y conseguir hechizar a un público blanco con su voz y su interpretación. Arrasaron con las baladas.

Todos ellos murieron en el mismo año (2015), casi a la misma edad, aunque en ciudades distintas. Todos ellos poseyeron la legitimidad histórica con la que exhibir una autenticidad que les ganó la gloria para siempre.

TRES TREPIDANTES TIGRES FOTO 3

(PERCY SLEDGE)

 

Exlibris 3 - kopie