TRUMAN CAPOTE

Por SERGIO MONSALVO C.

TRUMAN CAPOTE (FOTO 1)

 A SANGRE FRÍA

Tras cumplirse los 50 años de la publicación primera de A sangre fría, del escritor estadounidense Truman Capote, el mundo editorial en general puso en el mercado multitud de ediciones del importante libro.

Capote con su hábil fusión de elementos, que incluyen lo grotesco, lo horripilante, lo verídico, el humor, la sensualidad y la metafísica, logró que el público y la crítica lo consideraran escritor de difícil etiqueta, un indagador preciso y lírico de los aspectos más engañosos, secretos y perversos de una realidad aparentemente simple.

Con vigoroso golpe de timón y no menor originalidad estilística, este autor inserto dentro de la mejor tradición narrativa estadounidense (ya había publicado Otras voces, otros ámbitos y Desayuno en Tiffany’s), a mediados de los años sesenta mostró una faceta desconocida al escribir la obra que puede ser considerada como la fundamental en su producción literaria: A sangre fría.

Este término, un episodio verídico fundamentado en la crónica policiaca, le sugirió la elaboración de esta novela-verdad, minuciosa y realista, documental y despiadadamente magistral. Inauguró un género (Nonfiction) que dio un giro novedoso tanto a la literatura del siglo XX como al periodismo más contemporáneo (Nuevo Periodismo).

Capote usó las herramientas de la literatura para escribir la crónica de un hecho inentendible y bárbaro: el sangriento asesinato de una familia en un pueblo del estado de Kansas, en el medioeste de la Unión Americana. En cuanto de enteró del hecho en 1959 se metió de lleno en el asunto con el objetivo absoluto de ceñirse a lo acontecido y que la realidad hablara por sí misma.

Se relacionó con los victimarios, conversó largamente con ellos – sobre todo con uno: Perry Smith— hasta límites peligrosos y se afanó en saberlo todo; en adentrarse en la maquinaria maligna que produjo aquel horror; en indagar hasta encontrar quizá la clave que descifrara matanza semejante.

El resultado de tal investigación apareció primero en cuatro entregas en el periódico The New Yorker y en 1966 en forma de libro. Fue todo un éxito, en más de un sentido. Un acto de nota roja creció hasta convertirse en gran literatura, por una senda distinta. Y el periodismo también, al descubrir la aplicación de los recursos novelísticos a la crónica de una acción salvaje. Nuevos horizontes abiertos principalmente por la buena escritura.

TRUMAN CAPOTE (FOTO 2)

 

Exlibris 3 - kopie