SÓLO LAS NOCHES

Por SERGIO MONSALVO C.

Sólo las noches (foto 1)

 (POEMARIO)*

 “Sólo las noches”

 Sólo las noches son malas y temibles

Vienen sobre mí aquellas imágenes antiguas

Noches de fiebre

Piedra

bajo los pies

Las manos irrumpen el granito gris

frío   duro   implacable

El pobre cuerpo caliente

abre surcos

en estos peñascos

Los cabellos

raíces que absorben la escarcha

que sube y baja

lentamente

por las rígidas venas

Sueños

que se apoyan

pesadamente en la ventana

El cuarto en la penumbra

como polvo añejo

y ese fino aroma marchito

siempre   siempre…

 

Confesión extemporánea

Anoche

quise burlarme de mí

y me salió una risa débil, enferma

De pronto

me vi invadido por una esperanza absurda

Indudablemente

te has convertido

en mi nostalgia favorita

 

Acuchillar el tiempo

Acuchillar el tiempo

con palabras afiladas

de hoja perfecta

que penetren inmaculadas

cuidadosas asesinas

en la tersura gris

del plexus

Y ya heridos los recuerdos

disponer del presente

en cortes

sin geometría ni clave

hasta agotar el flujo

de sus venas

Después trazar la cicatriz

sobre su carne

como una tachadura

larga y penosa

como el pensamiento

Y luego dejarlo caer

sencillamente

con la mejor sonrisa

de que se disponga

 

El perdón

Al desmenuzarse las horas

la furia de mis manos

te detuvo en el camino

Raudos

mis dedos se confiaron a tu cuerpo

Quise decir algo sobre tus cabellos

o tus ojos

pero no pude

el deseo me tornó mudo

Sin embargo

la ligereza de tus senos

me perdonó el olvido

 

Exhalación

No quedó la noche

murió indigente

ni cuidados

ni sueños

Inclinó la frente

sin revuelo de sombras

Inmóvil

en tu ausencia

exhaló tímida

el beso

que ya no pudo alcanzarte

*Cinco textos extraídos del libro

Epígrafe:

En esos callejones de la noche,

Corriendo por nuestras vidas…

Bruce Springsteen

 

Sólo las noches

Sergio Monsalvo C.

Editorial Oasis

Colección “Los libros del faquir” Núm. 63

México, 1984

Sólo las noches (foto 2)

Dibujo: Heraclio

Cartapacio ExLibris