JAZZÍSIMA TRINIDAD

Por SERGIO MONSALVO C.

JAZZÍSIMA TRINIDAD (FOTO 1)

(para Arturo Romero Ruíz)*

 

Uno, el aventurero, tuvo su teorema

-caballo, atolladero y coleta-

la fascinación como embuste

 

Otro, el ilusionista, también pensó

-formular tesis ni demostrables ni refutables-

creación de un sistema inconsistente

 

Romero Ruíz, el Macaco Loco, peroró

-música, pintura y rito-

concepción en jazzísima trinidad

 

sentenció:

Puedes describir tu lenguaje

desde tu propio lenguaje

o nada

 

Puedes explorar tu cerebro

con tu propio cerebro

o nada

 

Para justificarte

para hacerte posible

para trascenderte

o para aventurarte

 

Tú, tu único posible jinete

Tú, tu particular atolladero

Tú, tu única criatura

Fascinación, creación, concepción

 

Coleta refutable

tesis sin cuadratura

música desencadenada

 

Jazz fascinado con pasión

Jazz concreto tras libertad

Jazz creado en rito

 

Imagen del mundo

Imagen del misterio

Imagen de la búsqueda

 

Ego que choca

Ego que explota

Ego que manifiesta

 

Personalidad en transformación

Personalidad en lucha

Personalidad en espectáculo

 

Macaco Loco de inmediatez

de representación, de impulso

ilimitado, impulsivo, impaciente

 

Macaco Loco de ironía, de cinismo,

de fe, de confianza, de anhelo

literal, avocativo, confuso

 

Macaco Loco de mundos vibrantes

caótico, vivo, esencial, determinado

intemporal, extraño, nostálgico

 

Obseso consigo mismo

con su encuentro

con la negación

 

Pintor, Jazzista y Ego

Ego, Pintor y Jazzista

Jazzista, Ego y Pintor

 

Carnal en estado puro, inocente, monstruoso

armado de jazz, de sax, de trivia

de color, tela y pinceles

 

Pintor que imagina al mundo

en conjunción de azules, rojos y negros

Loco, obseso y jazzista

 

*Este texto lo escribí a mediados de los años noventa. El pintor tijuanense había colaborado conmigo ilustrando la primera edición del poemario Blue Monk y otras líricas sencijazz, para la Editorial Doble A en 1994. Entablamos amistad y corrimos algunas aventurillas. Luego nos perdimos de vista y ya viviendo en los Países Bajos me enteré de su muerte en noviembre del 2009. Sirva este escrito para recordarlo.

 

 

Exlibris 3 - kopie